Helena Rodriguez: Toda familia tiene una buena historia de fantasmas que contar

HelenaMug

By Helena Rodriguez

Guest Columnist

Column translated by CMI Staff: Crystal Mondragon

Mis ojos siempre se sintieron atraídos hacia el rifle rustico que colgaba en un estante, encima de la cama del abuelo Chico. Me daba escalofrio. Siempre he tenido miedo a las armas, pero la razón por la que yo temblaba como un niño era otra.

Esa arma en particular, se decía que había sido maldecida, desde que el abuelo Chico y sus hermanos la descubrieron en un entierro oculto en el Sur de Texas a principios de 1900.

Cuando trajeron su preciado tesoro a casa, también trajeron un grupo de invitados no deseados, una estampida de diligencias cuyos tiroteos misteriosamente surgieron en el silencio de la noche y sacudieron la  frágil casa hasta el amanecer.

Según mi abuelo Chico, esta era una historia real y el rifle era la evidencia. El abuelo siempre creyó que el rifle era del gusto de los revolucionarios Pancho Villa y Emiliano Zapata.

Toda familia tiene una buena historia de fantasmas, esta es la nuestra en una versión corta.

Según el abuelo Chico, un día mientras sus hermanos y el rondaban en un rancho, vieron que algo salía de la tierra. Escarbaron y encontraron rifles, pistolas, cartucheras y otras armas. Muy emocionados los recogieron y los llevaron a su casa para mostrarlo a sus padres.

Sin embargo esa noche después que llevaron el tesoro a casa, se escucho un estruendoso llanto que los despertó. Sonaba como si un ejercito había rodeado la casa, se escuchaba el cabalgar de caballos, disparos de armas y fuertes peleas.  Estaban muy asustados como para asomarse a ver que estaba sucediendo.

Ya en la madrugada cuando todo finalmente ceso, salieron y no había ni rastro de lo que habían oído la noche anterior. La noche siguiente sucedió los mismo.

Finalmente al tercer día, cansados de dos noches sin dormir y con un conmoción inexplicable, su madre llego a la conclusión de que las armas encontradas estaban maldecidas y debían ser devueltas.

El abuelo Chico y sus hermanos devolvieron todos los hallazgos, enterrándolos donde los habían encontrado.

El abuelo Chico sin que nadie supiera por que, tercamente se quedo con un rifle. Al volver a casa, esa noche, por fin pudieron dormir tranquilamente.

Helena Rodriguez is a Portales native. Contact her at: Helena-Rodriguez@hotmail.com

Speak Your Mind

*